Make your own free website on Tripod.com
Moisés Roberto Cárdenas

Tu sonrisa

Ni un ejercito de palabras bellas
o un torrente de halagos y figuras
ni una corte de bellísimas doncellas
o un cohorte de riquezas puras.

No bastan de un ángel las alas
o de un ruiseñor el canto
para llenar tu sonrisa de hada
para igualar tu risa soberana.

No cabe el océano entero
en la alegría que me invade
cual delirio placentero
al ver tu sonrisa de ángel.

No bastan un sollozo, una palabra
me basta tu risa de princesa
que ni amaranta te iguala
solo tu sonrisa me hechiza el alma.


________________________________________


Me resisto a quererte


Advierto al corazón que se mantenga en calma,
que este baño de caricias que la abraza y mina
es solo un paréntesis que con destreza engaña
la manta desgastada de mi rutina.

Sumido día a día en mis batallas vanas,
aparece de repente tu espalda.
expresiones de rocíos mis pestañas y embeleses
con tu encanto de porcelana.


________________________________________


Tu y Yo

Yo soy el faro y el ancla
la roca firme y segura
que da cobijo a tu barca
en la bahía de mi ternura.

Yo soy el ancho sendero
que te brinda el paso franco
hacia un destino placentero,
vestido todo de blanco.

Y eres tu el sol que ilumina
mi horizonte en la mañana,
agua pura y cristalina
que del corazón emana.

Eres la luz que a mi vida
transforma en un paraíso.
mujer soñada y querida,
¡eres mi más dulce hechizo!.


________________________________________


Eres como los cinco elementos

Fuego, capaz de doblar
con su aliento el acero
que ciñe mi voluntad.

Viento, que sopla del mar
y me trae entre sus labios
lo que yo quiero besar.

Hielo, que sin compasión
impide que el frió de la nostalgia
congele tu ausencia.

Agua, capaz de inundar
las pupilas de mis ojos
hasta hacerlas naufragar.

Tierra, que puede acoger
con ternura y osadía
mi cuerpo y levantarlo.


________________________________________


En secreto...

Te he visto apenas un par de veces
y a tu figura aún la recuerdo,
no sé quien eres,
ni cuál es tu nombre,
simplemente se que hoy
vives en otro sueño mío.

Te han visto mis ojos muy pocas veces,
y a tu risa aún la oigo,
no sé si eres buena,
ni siquiera sé tu edad,
simplemente sé que mañana
serás una razón más para reír o llorar.

Eres mi mejor secreto,
por ello escondo mis comentarios,
no sé que escribirte,
no sé que decirte,
pareciera que me debilito
al estar frente a tu cuerpo.

Así escondo mis secretos,
los que son más inalcanzables,
no sé si llamarte,
ni cómo explicarte,
parecieran mis manos frágiles
y mis pasos lentos junto a ti.

Te he visto apenas un par de veces,
y ya te alejas de súbito,
no sé que pensar,
ni por dónde empezar,
simplemente se ahoga todo
lo que quiero desenredar.


________________________________________


Espacios ocultos

No tuvo tiempo el alba de asirme las manos
para retomar el camino de la vigila
deslizándose el temor y la duda
de estar en un rumbo equivocado.

La de encontrarme en un laberinto sin salida
de restringir ciertas cosas en el montón
de garabatos que intento descifrar
de esta alma... la mía.

La de no haber hallado el corazón valiente
de manos fuertes que no tema brincar obstáculos,
como el hacer puentes entre mundos distintos
de aquellos espacios ocultos por un sinfín de sin razones
a la luz del sol.

Me estoy volviendo loco por tu ausencia
¡ah! no si es un temor a la noche,
o es mi soledad que esta tocado a la puerta
y no la he dejado entrar hace mucho tiempo.

Sólo el aroma de tu perfume es lo único que queda
me recuerda que estoy aquí con este pedazo de papel,
sobre mis piernas que quisiera estar rozando las tuyas,
mientras retomo el sueño...


________________________________________


Destino Naufrago

Hoy he curado los ojos
para recordar;
y al mirar a las estrellas
las he oído llorar.
Por mis mejillas lánguidas
corren sin conocer,
aquellas lagrimas saladas
que tanto dolor me hacen padecer.
Es bueno estar aquí y allá...
aun en la lejanía del mañana,
mas no olvido el pasado
que se clava como una estaca
tras un reflejo me encuentro perdido.
Tratando de atravesar
la imagen dolorida,
de mi interminable ilusión.
Mis fuerzas se agotan
mi pensar estalla,
confundiendo la agonía
de la locura sobresaltada.
No queda nada... solo dos palabras
y un cuerpo sin razón.


________________________________________


La fuerza de tu mirada

Así como el sol aparece
cada mañana por mi ventana
a si apareces en mi sombría vida
para dar luz y calor.
Tu mirada es como los rayos del sol,
que al amanecer es débil y suave
y que al pasar el día
Van tomando mas fuerza y mas brillo,
así como el sol con su fuerza y calor
has entrado en mi vida.
Ya no hay amaneceres fríos ni oscuros
tu has encendido mi vida,
yo no le pido nada a la vida
tu mirada a traído lo que siempre anhelo,
no dejes que la mentiras
Se apodere de tu vida.


________________________________________


En cada rincón de tu cuerpo

Cada rincón de tu cuerpo...explorare pacientemente
con la verdad que tiene el amor como destello,
y en cada geografía de tu piel haré un estudio científico
del calor de mis venas que emergen en tu estío.

Y en este recorrido, donde el sudor se neutraliza
con los besos inquietos de una boca presurosa,
el latir constantes del corazón y sus caricias
donde nadie ha llegado a vibrar entre tus rosas.

Y en cada rincón, entre golfos y bahías
entre cumbres nevadas y neblinas
esta el silente de tus húmedas razones,
la voz del amor y tus palabras que decían
la verdad oculta, en tus ocultas pasiones.


________________________________________


Mirándote

Mirándote a los ojos, renazco nuevamente,
confió en la belleza eterna de tu cielo,
vacío la inquietud remota e intransigente.

Mirándote a los ojos, vivo eternamente
rodeado a la paz que tus pupilas me dejan,
permanezco en silencio, me curan los desvelos.

Mirándote a los ojos, intuyo vagamente
las luces que ofrecen las luciérnagas
mirándote cada instante me curas las heridas.

Mirándote a los ojos, la sed que llevo dentro,
se llena de palabras innatas y cautivas de
lugares corpóreos que de nada me alejan.

Mirándote a los ojos, Amor,
es el silencio que ata mis candados
a la luz de tu vida.


________________________________________


Soneto a Sue

Como luz tenue haz entrado por la ventana,
en tu presencia el tiempo se detiene
y las primicias del amor mantiene
un dulce palpitar que nunca pasa.

Sedosa serpentina me alza
en tu frágil sonrisa,
la viva suavidad que tu alma tiene,
que desde tu alba sutileza viene
y de ternura el corazón rebasa.

Quiso Dios asomarte en mi camino
para orientar los pasos del destino
que de tu mano por la vida avanza.

Le doy gracias al cielo por conocerte
de saber que hoy te dedico este soneto
dándome fortaleza y esperanza.

Moisés Roberto Cárdenas, San Cristóbal, Venezuela, 1.981, actualmente cursa en la Universidad de los Andes, Táchira, la carrera de Castellano y Literatura.

Es coordinador del grupo de extensión ULARTE, miembro de la Asociación de Estudiantes de Castellano, miembro del grupo montañista GEOANDINA y miembro del consejo editorial del periódico universitario Quienes Somos.

mcardenas_chacon@hotmail.com