Make your own free website on Tripod.com
Como dueños de la historia

Por: Homero Vivas

Hoy, en uno de estos días perdidos en la memoria, transcribo algo que conversé con Daniel Sanchez Hermoso, de San Carlos, Cojedes, ardiente territorio generador de músicos, poetas, de creadores.

A Daniel, teatrero, básicamente poeta le hice una propuesta que siempre me ronda: Dramaturgia y Literatura; entonces, esa vez, me contesta: "Yo pienso que la dramaturgia ha existido como categoría del arte, como objeto de estudio partiendo de la literatura, obligatoriamente el teatro tiene que ir al plano literario... todo el elemento simbólico que está dentro del texto, toda esa simbiosis, teatro y literatura, necesariamente deben estar fundamentadas en un hecho real y verificable".

Eso me suena a Post-Modernidad y como esas piedras me retumban me atreví a decirle que sentido tiene, en esta Venezuela, hablar de esas cosas: "La Post- Modernidad obliga a que el hombre rompa la predisposición, ser post- moderno es estar integrado a un proceso. Estar en un encuentro, como el de Escritores Colombo-Venezolano, éste, aquí en Cúcuta, es porque sentimos ese ideal de integración entre los pueblos, ese proceso de integración cultural. Nosotros estamos aquí como agentes participantes de este proceso de cambio y América Latina necesita de estos agentes participantes en este proceso de transformación. América Latina va cambiando y se mueve en un escenario Post-Moderno aunque su contextura y su nivel de interpretación no hayan llegado a ello. El hilo de la historia, el hilo de los mismos procesos, determinará los elementos".

Como esos días recordados, más no perdidos, fueron los de esos encuentros, Daniel me dice: "Los encuentros no son para escribir una novela, eso es absurdo. No hay que hacerle mucha filosofía. Nos encontramos para oír las investigaciones que estamos haciendo. Durante todos los encuentros he aprendido muchísimo, nos fortalecemos, rompemos el aislamiento que existe entre los pueblos de Ibero- América. Soy un hombre internacionalista de la cultura. Toda la vida he estado vinculado a escenarios internacionales. Si tu me preguntas para que sirvió el Congreso Mundial de Teatro, bueno, yo te digo que me sirvió para saber que están haciendo los países africanos.

Entonces el encuentro, éste, me sirve para conocer la realidad colombiana, y para que los colombianos conozcan la obra que estamos haciendo en Cojedes y que a lo mejor en Venezuela no se conoce. En un escenario Post-Moderno a la gente no hay que decirle nada. La gente hace, simplemente. La gente es dueña de una historia. Los hombres son dueños de sus propios escenarios".

Así, quedando mucho más, en una grabación maravillosa doy fin, obligado, a esta conversa.

Página Principal

Conversaciones y reseñas